sábado, 17 de noviembre de 2012

Ruby Sparks - la imaginación al poder

Escrito por Ángel Castillo Marcos | twitter: acastillomarcos

Jonathan Dayton y Valerie Faris, directores de la película "Pequeña Miss Sunshine" nos traen una versión original y actualizada al siglo XXI del clásico Pigmalión. En esta ocasión cambiamos a un rey por un escritor de éxito llamado Calvin Weir-Fields (Paul Dano) que sufre un bloqueo mental, por lo que no es capaz de trasladar al papel ni una sola línea. No ayuda que fuera un niño prodigio, cuya primera novela es considerada ya un clásico de la novela norteamericana.

Calvin, asqueado de la vida y de los desengaños amorosos, no tiene más vida social que su hermano, su cuñada y su psiquiatra. Este último parece ser el único que consigue que se abra lo suficiente como para ser capaz de dar el primer paso y poder pasar página. Le da la idea de que escriba sobre cualquier cosa, dando igual que lo escrito sea bueno o malo, para quitarle toda la presión. Calvin decide escribir sobre la chica con la que ha estado soñando últimamente, Ruby Sparks.

En la historia clásica Pigmalión buscaba a la mujer perfecta y como estaba seguro que no la iba a encontrar, creaba estatuas tan bellas que llegó a enamorarse de una de ellas, Galatea. Afrodita convirtió a la estatua en mujer para que el rey la pudiese amar.

En el film, Calvin esculpe a su mujer ideal con su maquina de escribir. Cada palabra, cada frase ayudan a dar forma a sus sueños. El utilizar una herramienta claramente en desuso hoy día, los sueños, las musas o inspiración para no poder para de escribir para seguir viviendo y disfrutando de su imaginación hacen referencia continua al mito griego.

Un guión bien elaborado, un ritmo perfecto y una magistral interpretación de Paul Dano hace que desde que aparece Ruby sea una auténtica locura en el buen sentido. Las caras que pone Dano ante su desconcierto provocan unos momentos desternillantes aunque a la vez sientes cierta lástima porque realmente Calvin lo esta pasando mal porque cree que se ha vuelto loco.

De una cosa estoy convencido y es que este casting está tocado por una varita mágica. Todos los personajes son importantes, desde Zoe Kazan (Ruby Sparks), que borda su papel, dándole la credibilidad que necesaria para que su personaje funcione a los secundarios que arropan la historia dándole ese toque que le pueden dar las especias a un buen guiso para que quede sublime. Me quedo sobretodo con los diez minutos de Antonio Banderas que se realmente se come la pantalla.

No puedo hablar del doblaje de la película porque la he visto en versión original, cosa que siempre recomiendo, porque creo que los matices a nivel interpretativo que aportan los actores se diluyen con el doblaje a pesar de contar en España con grandísimos profesionales.

Aunque es una comedia muy divertida con la que te ríes muchísimo, saben darle lugar a la carga dramática cuando lo exige la trama. Al no tener una idea preconcebida de lo que iba a ver, me llevé una grata sorpresa y disfruté mucho de esta película. La recomiendo totalmente.

Le doy un 8/10.

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios de la derecha de la página. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad