lunes, 25 de febrero de 2013

"Elementary" - Un Holmes de nuestros días, neurótico, psicótico y brillante.

Escrito por Ángel Castillo Marcos | twitter @acastillomarcos

Cómo deducir la vida de una persona con sólo una mirada

Michael Cuesta, al que ya hemos podido ver dirigir algún episodio de la afamada "Homeland" nos presenta la versión yanki del archiconocido Sherlock Holmes de la mano de la CBS, esta vez ubicado en la Gran Manzana y tiempo actual. La otra gran novedad es el cambio de sexo de Watson. No, no me he vuelto loco, se trata de la Dra. Watson, a la que da vida Lucy Liu. Holmes por su parte y al igual que el inspector de los libros, por un lado da rienda suelta a su mente brillante y por otro convive con lado oscuro, su adicción a la cocaína. Si bien hace más de un siglo era legal, ahora el nuevo Sherlock no tiene más remedio que ser supervisado para controlar su adicción. Ahí es donde entra Jane (Watson).

La excentricidad es más tolerable o asumible hoy día y más en Nueva York. No resultan demasiado extraños los métodos de un exinspector de Scotland Yard reconvertido en asesor de la policía. Las tramas de los casos están bien elaboradas aunque son relativamente fáciles de adivinar el final. Realmente lo importante es asistir al show del neurótico Sherlock. El espectador puede tener la tentación de comparar esta serie con la reciente versión británica. No lo hagan. No se trata de elegir. Se pueden disfrutar las dos con perspectivas distintas.




Jonny Lee Miller (Holmes) ha trabajado bien su personaje, tanto gestualmente como con la verborrea habitual que le caracteriza. El mayor logro es que no parezca cómico ni un friki y podamos aceptarlo trabajando inmerso en la investigación de crímenes sin resolver. Lucy Liu por su parte está centrada, con una interpretación más madura y reposada. Transmite el desconcierto e inseguridad que provoca su encuentro con su cliente-paciente, llegando a sentir esa mezcla de atracción e interés por el espectáculo deductivo de Sherlock.

Es interesante el planteamiento de un Holmes mentalmente inestable, hiperactivo y obsesivo con un miedo terrible a aburrirse comparándolo al clásico personaje egocéntrico y pedante cuyo único placer nace de dejar con la boca abierta al personal con su despliegue deductivo y disfrutar para sus adentros del talento propio. Buena adaptación en mi opinión, pero sobretodo por el acierto de la inclusión de Lucy Liu como Watson. Recomendada. En España la podéis ver las noches de los Martes en la cadena Cuatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad