viernes, 5 de abril de 2013

"Hitchcock" - un gran talento, un gran complejo

TÍTULO ORIGINAL Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of 'Psycho')
AÑO 2012
DURACIÓN  98 minutos
DIRECTOR Sacha Gervasi
GUIÓN John J. McLaughlin, Stephen Rebello (Libro: Stephen Rebello)
MÚSICA Danny Elfman
FOTOGRAFÍA Jeff Cronenweth
REPARTO Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson, James D'Arcy, Jessica Biel, Toni Collette, Danny Huston, Michael Stuhlbarg, Kurtwood Smith, Richard Portnow, Ralph Macchio, Michael Wincott, Frank Collison
PRODUCTORA Fox Searchlight Pictures / The Montecito Picture Company
PREMIOS
2012: Oscar: nominada a Mejor maquillaje y peluquería
2012: Globos de Oro: nominada a Mejor actriz drama (Helen Mirren)
2012: Premios BAFTA: 2 nominaciones: Mejor actriz (Helen Mirren) y maquillaje

ALFRED HITCHCOCK PRESENTA...

Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins) es el director más aclamado de su tiempo. Acaba de estrenar su última película y ha quedado huérfano de trabajo. Como no concibe la vida de otra forma que no sea estar metido de lleno en el rodaje de un nuevo proyecto decide que su nuevo proyecto adaptará la novela basada en la vida del asesino múltiple Ed Gein. No se amilana ante los problemas que le pone Paramount y decide financiarlo él mismo asumiendo un gran riesgo personal y profesional.



Es la primera vez que Anthony Hopkins me defrauda como actor, demasiado agarrotado y sobreactuado. Interpreta a buen nivel, pero un actor de su categoría no puede conformarse con eso. Cuando veo a Hopkins en pantalla suelo despreocuparme y me centro en lo que me quiere trasmitir tanto el actor como la historia. En esta ocasión no pude dejar de sentir cierto agobio por no poder quitarme de la cabeza la imagen de actor disfrazado, no al personaje. Le quito parte de culpa para cargar directamente contra el oscarizado maquillaje, y más concretamente con la papada. Seguramente le dijeron a Hopkins que se moviera lo menos posible para no arruinar tantas horas de trabajo bajo su barbilla. Como se puede observar, con ese mismo objetivo se ha buscado situar al actor en las posiciones menos "peligrosas" para su integridad, ya sea sentado o de pie prácticamente inmóvil. Alguien le tendría que haber dicho a Sacha Gervasi que no se trataba de ganar un premio al mejor imitador, sino de interpretar a uno de los mejores directores de todos los tiempos, para lo que no hace falta en absoluto embadurnar de potingues la cara de Anthony Hopkins anulando innecesariamente parte de su capacidad interpretativa.




La película nos descubre lo importante que ha significado Alma Reville (Helen Mirren) para el maestro del suspense. Será todo un descubrimiento para el gran público, inteligente, con mucho talento para reescribir guiones y con personalidad  La frase "detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer" sería la adecuada para definirla. A nadie se le escapa que Hitchcock era un obseso del control, en gran parte para dominar sus inseguridades y frustraciones. Esto se explica muy bien en la cinta tanto en la relación con su mujer como con sus rubias actrices protagonistas. Para Alma, soportar el peso de la infidelidad de su marido con el cine es duro de llevar por todo lo que conlleva pero asume que es un mal necesario. Hellen Mirren está a un nivel magnífico, llevando casi por completo el peso del filme. Sin ella, la cinta quedaría coja y el personaje de Hitchcock relegado a una mera sobra paródica.

Hay los momentos muy interesantes y divertidos como la visita al censor y la "negociación" para que "Psicosis" fuese aprobada para poder ser distribuida en Estados Unidos. Hitchcock saca a relucir su ingenioso y particular humor para llevar a buen puerto tan ardua tarea. No tiene desperdicio. El tenso encuentro en el restaurante con Janet Leigh (Scarlett Johansson), Alma y Hitchcock sentados a la mesa dice muchas cosas de la forma de ser del director y de su esposas con pocas palabras y leyendo entre líneas. Por cierto, Scarlett estupenda en los pocos minutos que aparece en pantilla. La forma en que dirige a sus actores su forma de vivir los rodajes está muy bien explicada. Buen ejemplo de ello es la escena de la ducha.

Película para fans de Hitchcock pero para quien no conozca al personaje más que de oídas pasará una hora y media de su vida sin pena ni gloria. Si no fuera por un guión con tantos altibajos y una dirección dudosa de Sacha Gervasi, podríamos haber disfrutado mucho más de "Hitchcock".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad