lunes, 10 de junio de 2013

"Un gran equipo" - crítica


Sinopsis: Patrick, una antigua estrella de fútbol, ve cómo a los cincuenta años ha fracasado estrepitosamente en su intento de dar un nuevo giro a su vida. Sin empleo, alcohólico y arruinado, ya no tiene ni siquiera el derecho de ver a su hija. Obligado por un juez a encontrar un empleo estable, su única salida es ir a una pequeña isla bretona para entrenar al equipo de fútbol local. Si ganan los próximos tres partidos reunirán el dinero suficiente para salvar de la bancarrota a la industria de la isla, en la que trabaja la mitad de la población. El obstáculo que debe superar Patrick es enorme: transformar a los pescadores en futbolistas casi profesionales.

"Un gran equipo" es para mi una rareza tornada en agradable sorpresa. El cine francés no es santo de mi devoción y menos aún si mezclamos en la coctelera el género de comedia, el fútbol como telón de fondo y protagonizada a la postre por José García, actor del país vecino de origen español.

A pocos se le escapa el ejercicio de mimetismo tomando como modelo a Maradona, vida que sin duda, da para mucha comedia y mucho drama. Como se trata de una película sin un presupuesto disparatado (Europa no está como para tirar la casa por la ventana en los tiempos actuales) se ha optado la "sutil" referencia al "Pelusa" u homenaje, si queremos ser políticamente correctos.



Un película centrada en el futbol exclusivamente haría entrar al espectador en un estado apático y somnoliento del que ni siquiera Axel Torres no Julio Maldonado "Maldini" podrían escapar. La inteligente guión focaliza la trama en la reinserción de la malograda estrella del futbol. Ante una trama con final previsible los actores secundarios se hacen con las riendas del film eclipsando tanto a José García como Omar Sy, reclamo del film por ser el actor más en alza del cine francés, que en breve hará las américas para realizar la versión yanki de "Intocable" e incorporarse a los X-men.

El momento "reclutamiento" por parte de Patrick es lo mejor del film. Comprobar los diferentes "problemas" del las ex-estrellas del fútbol que intenta incorporar es cuál más esperpéntica y divertida, sobre todo la de Rayane Ziani al que da vida Gad Elmaleh. No pude evitar reir a carcajadas con sus sesiones de terapia. Resumiendo es una película modesta y sin pretensiones, que sin ser el sumun de la originalidad es brillante en la consecución de los detalles y con un enorme acierto a la hora de elaborar el casting. Una hora y media de entretenimeinto asegurado. Recomendada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad