martes, 9 de julio de 2013

"Alacrán enamorado" - fallido homenaje al boxeo

Las historias de superación personal dentro del mundo del boxeo son el pan nuestro de cada día. Resulta casi imposible encontrar un punto de partida original desde un trasfondo tan desgastado por el uso. Lo que marca la diferencia es cómo se cuenta la historia para que arrincone al espectador contra las cuerdas y sea presa de su propia curiosidad.
Queda claro que Carlos Bardem es un apasionado del Boxeo, si no, no se embarcaría en escribir una novela sobre el mundillo y su posterior adaptación a la gran pantalla. La rutinas de los ejercicios y el ambiente del gimnasio es de lo mejor de la película, haciendo respirar al espectador el ambiente que se vive alrededor de un cuadrilátero. El otro punto fuerte es la interpretación de los hermanos Bardem, de Javier en especial y de Hovik Keuchkerian, actor español de orígen libanés, que aunque ahora hace sus pinitos como cómico en Paramount Comedy, fue campeón de España de boxeo de los pesos pesados, con lo que su papel aportaba más credibilidad a la historia.

Ahora empiezan los peros. El casting es un autentico desastre. Además de tener la planta y el porte, hacen falta algo más que unas nociones básicas de interpretación para acometer un proyecto como el que nos ocupa. No me vale con que los actores sean resultones en pantalla para atraigan a una determinada franja de edad. Cuando escupen las frases de sus diálogos algo rechina en mis oídos descentrándome por completo para terminar por querer atrofiar mis sentidos para no prolongar el sufrimiento.

El guión hace aguas por todos lados. Plano y simplón. Seguramente Carlos Bardem piensa que su libreto es mejor de lo que realmente es. No dudo la buena intención que hay en su concepción pero está mal estructurado y los personajes mal escritos. La parafernalia montada entorno al movimiento racista no tiene credibilidad ninguna. Todo lo que no sean los cinco minutos de discurso de Javier Bardem es puro humo.

Únicamente por los hermanos Bardem y por Hovik y por intentar dignificar el boxeo, aunque sea de una manera poco ortodoxa, la película se deja ver. Siendo benévolo le voy a dar un aprobado bajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad