sábado, 25 de enero de 2014

Crítica: "El lobo de Wall Street" - Sí, a diario consumo suficiente droga como para sedar a Manhattan, Long Island y Queens por un mes.


Hay dos cosas que me atraen y hacen que desconfíe a partes iguales de una gran producción de Hollywood, un casting plagado de estrellas y una historia basada en hechos reales. DiCaprio ha decidido apostar sobre seguro eligiendo a Scorsese y repetir las buenas sensaciones que tuvo con "Shutter Island", "Infiltrados", "El aviador" o "Gangs of New York". Se conocen a la perfección y saben que es lo que pueden esperar el uno del otro casi sin hablarse. Si le añadimos que el guionista encargado de adaptar la autobiografía de Jordan Belfort es Terence Winter, pues ya tenemos los ingredientes para cocinar y degustar una comida de restaurante gourmet. ¿Que quién es Terence Winter? Pues ni más ni menos que el guionista y productor de "Los Soprano", con la que ganó cuatro premios Emmy, además de ser el creador y guionista de la "Boardwalk Empire". Supongo que los directivos de la HBO le hacen la ola cuando entra por las oficinas. En fin, que la cosa tenía buena pinta antes del visitando.

Comienza la película y lo primero que vemos es a DiCaprio, ayudado de un trajeado con cara de perturbado, tirando a un enano disfrazado de "hombre bala" a una diana gigante. ¿Pero qué co...? Parpadeo, arqueo las cejas de incredulidad y me recoloco en mi asiento mientras esbozo una sonrisa. ¡Joder! me digo...¡esta película promete! El discurso de auto-propaganda egocéntrica junto con su ritual matinal para drogarse y lanzando frases como "Sí, a diario consumo suficiente droga como para sedar a Manhattan, Long Island y Queens por un mes" es uno de los mejores comienzos que recuerdo. Dentro de este despliegue casi teatral no es extraño que Scorsese recurra en ocasiones puntuales a derribar la cuarta pared.  Es un recurso que a mi me pone tenso como espectador (se me vino a la cabeza la versión de "Alfie" protagonizada por Jude Law) y me sobrevino un escalofrío, aunque aquí no se abusa de ello y se administra con sentido.



"El lobo de Wall Street" es una película en la que hay más de un actor que ha aprovechado los minutos que tiene en pantalla para reivindicarse como actor y cerrar unas cuantas bocas. Me refiero sobre todo a Matthew McConaughey y Jonah Hill. Buena cuenta de ello se verá en la gala de los Oscar 2014. El primero no está más de cinco o diez minutos en escena pero arrasa con todo y se come la pantalla eclipsando a todo actor que se pone por delante, con permiso de DiCaprio, al que se  veía que se estaba muriendo de risa por dentro ante el extravagante despliegue actoral de McConaughey. Por cierto, un apunte, para que disfrutéis de su interpretación al cien por cien, tenéis que verlo en versión original. Con DiCaprio no hay una diferencia tan notable en el doblaje pero en el caso de Matthew, al ser doblado le quitan el alma a su interpretación.

En cuanto a Jonah Hill, qué puedo decir sino qué evolución y madurez tan admirable de este hombre a sus treinta años recién cumplidos. Con más de treinta películas en su haber, parecen ya lejanos los días en que co-protagonizaba Superbad ("Supersalidos") en 2007. Ya avisaba de su talento en 2010 con "Cyrus" y confirmaba los rumores con "Moneyball" en 2011. No es fácil compartir plano con Brad Pitt, un estrella consagrada y aguantar el tirón como un campeón. Y llega a este film, año 2013, entrando en escena tras una brutal transformación física totalmente desatado. Ya le da absolutamente igual a quien tenga delante, ya sea Leonardo DiCaprio o Rob Reiner. Sabe que tiene talento y no tiene nada que demostrar.  También, tanto para él como para los demás actores, estar bajo la dirección de tío Martin, todo es más sencillo, mejor estructurado y el talento fluye mejor.

En este punto hay que hablar de DiCaprio. Creo que no se valora el talento de este actor, que a pesar de acumular cuatro nominaciones a los Oscar ha sido ninguneado en otras muchas ocasiones por la Academia. Ya demostró desde muy joven demostró que tenía madera de buen actor en películas como  "A quien ama a Gilbert Grape", que le valió su primera nominación a los Oscar o "Vida de este chico" (el propio DeNiro lo eligió personalmente de entre 400 candidatos para que co-protagonizara la cinta con él). Pero lo que destaco principalmente de este actor es su capacidad de aprender de sus compañeros de rodaje e incorporar esos matices interpretativos a su arsenal de recursos dramáticos. Es una esponja. En este film en particular se puede apreciar como tiene más de un gesto "prestado" de Jack Nicholson. Ha sabido encontrar el termino medio entre lo divertido aunque pasado de vueltas del tren de vida que se gastaba Jordan Belfort a lo deleznable de su comportamiento. Por gente de este tipo ahora estamos como estamos y si hubiera tratado el personaje como un bufón hubiera sido un error.



Una de las claves del la película está en la química entre los actores. Se les veía en la cara que disfrutaban participando en este proyecto. Según parece, improvisaban muchísimo y los diálogos salían frescos y espontáneos, sobre todo en el caso de Jonah Hill. Creo que se podría sintetizar esto que digo en la reunión en la que planean cómo tirar al enano a la diana gigante o la escena en casa de Belfort entre DiCaprio y Hill hasta arriba de drogas de efecto retardado. 

Como curiosidad, hablando del lenguaje de la película, la palabra "joder" se nombra 544 veces durante los 179 minutos de metraje, en India y Líbano ha sido censurada la escena de la orgía gay, en Asia han eliminado la frase "todas las monjas son lesbianas", en Singapur la cinta no es apta para menores de 21 años y en Uganda y Kenia han prohibido su exhibición en los cines.

El film no tiene altibajos a pesar las tres horas que dura esta comedia negra.  Sin duda una de las películas del año y no me extraña que esté nominada a cinco premios Oscar, todo ellos en las categorías más importantes: mejor película, mejor director (Martin Scorsese), mejor actor principal (Leonardo DiCaprio), mejor actor de reparto (Jonah Hill) y mejor guión adaptado (Terence Winter). La recomiendo totalmente. Le doy un 9/10.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad