miércoles, 2 de abril de 2014

TRUE DETECTIVE - serie de culto

“True detective”, la serie de la que todos hablan y comentan. La conversación recurrente en la sobremesa, cerveza en mano y arropado por amigos. Es fácil subirse al carro de la serie de moda o dejarse arrastrar por las opiniones de páginas especializadas, blogs y podcast de cine y series. Que si es la serie del año…que si es la mejor de la historia…en fin, una serie de afirmaciones, que como poco, son prematuras y aventuradas. No es que no sea válida su opinión, nada más lejos de la realidad, pero el tiempo pondrá este obra en su debido lugar. Lo que ocurre, es que no quiero que mi mente esté alienada de ideas preconcebidas para no invalidar mi propio juicio. Quiero que “True detective” me transmita lo que tenga que ser, ya sea para bien o para mal. Seré únicamente yo quien venere o condene la serie. Ha sido difícil aislarme de la ola de comentarios frute del “hype” del momento antes del visionado, pero creo que lo he conseguido.

Los actores no necesitan presentación; Matthew McConaughey y Woody Harrelson. Tienen algo en común, poca gente sabía lo realmente buenos actores que son. También es verdad, que son igualmente propensos a embarcarse en proyectos equivocados, algo que parece, van corrigiendo. McConaughey es el actor de moda. Está en boca de todos después de ganar el Oscar. De pronto, a mucha gente se le han caído los prejuicios al suelo y se han vuelto unos hipócritas. ¿Ahora es un gran actor y antes era un chulo narcisista? Es un asco pensar en la falsedad que flota en el ambiente. Os voy a dar mi visión; McConaughey ya era bueno, lo sabía desde hace tiempo. Ha tenido altos y bajos, muchas malas elecciones, pero desde hace algún tiempo, sus acciones comenzaron a tomar sentido. Los riesgos merecieron la pena y los engranajes comenzaron a funcionar. Quien no arriesga no gana, no crece ni como persona ni se desarrolla profesionalmente. Sólo por eso, ya merece respeto. Recuerdo la primera vez que me llamó la atención. Fue en “Tiempo de matar”. El talento estaba ahí, pero no siempre enfocado en la dirección adecuada. De pronto algo cambió. Me di cuenta con “Paperboy” (“El chico del periódico”). Luego llegaron sus cinco minutos pletóricos de “El lobo de Wall Street” y el reconocimiento con “Dallas buyers club”. En los últimos dos o tres años, ha encontrado el equilibrio en su interpretación y parece que se mantiene a un nivel sobresaliente. Ese nivel, es el que exhibe en “True detective”. Con Woody Harrelson ocurre más o menos lo mismo, pero todavía le queda encontrase a si mismo. Sigue sin encauzar su carrera a un nivel artístico superior. Es un actor notable, pero no sobresaliente. Sin embargo, es un seguro de vida, solvente donde le pongas. Muy expresivo, de mirada contrariada y penetrante. Está desaprovechado vagando como secundario por diferentes producciones. “True detective” es una buena forma de medir su nivel interpretativo y puede que sorprenda a más de uno.


La historia, y es algo en lo que la mayoría coinciden, es la misma de otras veces. No es excesivamente original y realmente no importa. La diferecia es la manera en que te la cuentan, la forma de narración. El guión, dotado de una calidad inusual, sobre todo en el tratamiento de la relación de sus personajes, es obra de Nic Pizzolatto, que ha su vez, es el creador de la serie. Este aspecto es inusual, y más aún, que sea el único guionista de la serie. Cierto es, que tiene la ventaja de que mantiene la misma visión global de la historia de principio a fin. Lo malo, en este caso para Pizzolatto, ha sido que ha repercutido en su salud. Tras acabar la primera temporada ha quedado totalmente extasiado e incluso alguna vez se ha desvanecido por agotamiento. Divertido el cameo que hace vistiendo una camiseta con el mensaje “kiss me I am an asshole”.

“True detective” ha sido tratada con si de una película de ocho horas se tratara. Se ha rodado en 35 mm con película kodak, para darse esos matices de colores cálidos que vemos a lo largo de la serie. Si le unimos los exteriores, las escenas aéreas y el nivel de detalle en los decorados, se aprecia gran esfuerzo en que este proyecto saliera adelante exhibiendo un nivel de calidad desconocido hasta el momento. De hecho, con “True detective” ha desaparecido la línea que separaban a las series de las películas, al igual que ya no se pude hablar de actores de cine o de series. Es importante citar también la implicación personal y económica de los protagonistas Matthew McConaughey y Woody Harrelson. A nivel de producción, sobre todo en el piloto, aceptaron bajarse notablemente el sueldo para que ese presupuesto se pudiese invertir en beneficio del producto final.

En la trama hay muchos aspectos a tener en cuenta, pero destacaría sobre todo, que no se trata al espectador como estúpido. Deja que el público vaya descubriendo y sacando sus propias conclusiones. Hay innumerables pistas y detalles que no van a ser posible tener en cuenta con un único vivisonado de la serie y que se disfrutarán aún más al repetir la experiencia. Los diálogos están llenos contenido relevante, tanto para desarrollar los personajes, como para la resolución de los crimenes. Practicamente obliga al espectador a tener un nivel de concrentación en lo que se está diciendo tal, que da la sensación de que si dejas de oir unas cuantas palabras, te has perdido algo importante.

La forma en que cuentan la trama llevando adelante las diferentes líneas temporales es para quitarse el sombrero. En ningún momento se le explica al espectador de manera directa en qué año están ni ninguno de los multimos saltos en el tiempo que se van produciendo. Impresionante labor también es la manera en que nos muestran la opuesta evolución física de Rust Cohle, más demacrado aún si cabe y Marty Hart, ya sin pelo y con una barriga considerable. No creo que lo más importante de “True detective” el proceso de recolección de pistas sobre los asesinatos o incluso quien es el asesino. Lo que me gusta sobretodo, es la cómo desarrollan relación de sus protagonistas a lo largo de casi veinte años. Es una obra sobresaliente que se convertirá sin lugar a dudas en una serie de culto. La recomiendo totalmente. Le doy un 9/10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad