viernes, 16 de enero de 2015

Review del piloto de "Las aventuras del Capitán Alatriste"


No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, y había luchado como soldado de los tercios viejos en las guerras de Flandes. Cuando lo conocí malvivía en Madrid, alquilándose por cuatro maravedíes en trabajos de poco lustre, a menudo en calidad de espadachín por cuenta de otros que no tenían la destreza o los arrestos para solventar sus propias querellas.



En 1996, Arturo Pérez reverte publica las aventuras del capitán Alatriste, convulsionando el panorama literario de una tierra, que una vez fue la España Tirso, de Calderón, de Cervantes, de Velazquez, de Góngora y Quevedo, y de Lope, Fénix de los ingenios.

Contexto histórico.

Las aventuras del Capitán Alatriste tienen un punto de partida histórico y real. Pérez-Reverte, a través de una subasta en la casa Claymore de Londres, adquirió unos memorias que el señor Iñigo Balboa escribió sobre su vida y es aquí donde se cuenta la historia de Diego Alatriste y Tenorio el cual al igual que en las novelas, cuidaba de Iñigo en su juventud y del cual este cuentan todas las hazañas que a su vez ha contado Reverte en sus libros. Por cierto, Iñigo Balboa, que a ciencia cierta existió, llegó a ser Capitán de la guardia real de Felipe IV. En definitiva, que según estas memorias el Capitán Alatriste existió. Además lo de este apodo era real supuestamente, así que no es una añadido de las novelas. Sin embargo a pesar de haber buscado documentos en los que apareciera este personaje o al menos cualquier indicio de su presencia en donde se le cita pues nada de nada, un autentico fantasma.

Fue por esto por lo que Reverte en parte desistió de su búsqueda dejando el mismo a Alatriste como un personaje ficticio fruto de la mente de alguien con mucha imaginación como pensó tenia que haber sido Iñigo Balboa. Pero, no habiendo dejado su empeño nunca del todo, pues se le ocurrió buscar la inspiración para posibles pruebas de la existencia de Alatriste en las palabras de Iñigo Balboa, y cual fue su sorpresa cuando allí estaban, en textos de Quevedo (el cual era supuestamente amigo del Capitán), o incluso en textos originales de Calderón de la Barca (que también habría conocido a Alatriste en alguna parte de Flandes durante su estancia como soldado y más tarde en Madrid) y que a saber por qué el hermano de Calderón modificó cuando los publicó éste, y por último como una gran prueba el hecho de que supuestamente Diego Alatriste y Tenorio habría conocido al propio Velásquez y además éste (todo esto según las memorias de Iñigo Balboa) le habría retratado en alguna parte de la "rendición de Breda".

Fue esta ultima prueba mencionada la que más ilusiona a Reverte (las otras están ya totalmente confirmadas), que en seguida junto con expertos va a comprobar si en este cuadro hay algún personaje que se corresponda con la descripción física de Alatriste (además cuenta con que Iñigo Balboa fue muy preciso y señala el punto donde supuestamente Velásquez pintó a Alatriste, ya que es importante mencionar que según el propio Iñigo el ayudó al pintor a visionar como debería ser el cuadro). Para su decepción allí no hay nada, ni donde citó Iñigo Balboa (éste dijo que Alatriste estaba tras el caballo detrás de Ambrosio Spínola, asomando en un hueco) ni en ninguna otra parte, al menos nadie que corresponda a la descripción tan concisa de Diego Alatriste, más al final y cayendo en las palabras de que Iñigo vio a Alatriste pintado cuando aun Velásquez no había terminado la pintura se le ocurrió la idea de que, como el pintor sevillano era muy dado a la repentina corrección pintando encima de lo que quisiera eliminar.

Quizás acabó por eliminar la aparición del Capitán, pues basándose en esto realizaron un estudio con las maquinitas necesarias, y cual fue la sorpresa de Reverte cuando justo allí donde citó Balboa, en efecto se encontraba un personaje que encajaba a la absoluta perfección con el supuesto aspecto de Alatriste pero como ya a sido mencionado pintado encima para hacerle desaparecer en la capa de pintura que nosotros podemos ver.

¿Qué pudo ocurrir para que le eliminarán del cuadro y de otros documentos para así eliminar su recuerdo histórico? Bueno es que se cree que todas esas huellas fueron borradas porque Alatriste se enemistó con alguien de muy alto rango, se sospecha que quizás el propio Conde-Duque Olivares, al que supuestamente el Capitán conocía según las memorias de Balboa.

¿Realmente existió el Capitán Alatriste? Creo os toca a vosotros amigos lectores,  decidir  sobre esto.

Episodio piloto.

Siete noveles y una película después llega a la pequeña pantalla la serie "Las aventuras del Capitán Alatriste", envuelta en polémica desde su producción por el descontento aireado sin miramientos por parte de Mediaset. Tal vez sea de gente de pocas luces pero es innegable de que buena o mala, la publicidad es publicidad, y si a la postre se hace viral por los mentideros de las redes sociales, mejor que mejor.

Según diferentes rumores, desde el principio existió una clara deficiencia en temas de producción y de casting, no en papeles protagonistas, sino en roles secundarios y ante tal pliego de despropósitos, hacían pensar a cualquiera que la caída iba a ser de órdago.

Sin duda, todo el mundo estaba esperando las reacciones de Arturo Pérez Reverte ante el estreno del episodio piloto, pero más tras los malos datos de audiencia en la noche de su estreno. Pérez Reverte, como era de esperar no deja indiferente a nadie con sus declaraciones.

Empieza con una reprimenda:

“Visto Alatriste. Sentimientos encontrados. La historia, amena. La realización, aceptable. Los colorines, excesivos“.

Reverte siguió con una serie de agradecimientos;

“La historia estaba concebida más sombría, como es en las novelas, pero los que producían la querían más alegre. Hubo discusiones sobre eso. Los actores fueron quienes se empeñaron en que la serie fuera respetuosa con los personajes escritos. Resistieron presiones. Agradezco eso. Le doy las gracias a Aitor y a los otros actores por resistir presiones. Por no haber permitido que hicieran con ellos Aguila Roja 2“.

“Aitor ha hecho un esfuerzo extraordinario y encomiable. Le doy las gracias por lo mucho que ha trabajado el personaje, que no era nada fácil“.

Y finalmente la polémica;

“En la HBO, Alatriste sería distinto. Pero esto es España. Las serie de televisión que se hacen aquí, todas, nada tienen que ver con la HBO. Alatriste es una serie de calidad superior a la media de las series TV españolas. Destinada a ese público. Hay que verla así. Como lo que es.”

 “Me divertí mucho viendo el primer capítulo (de eso se trata, al fin y al cabo) y me divertiré mucho viendo el resto. Gracias a todos“.

¿Creéis que sus palabras tienen razón o se siente dolido por la reacción de la audiencia?

Para bien o para mal, me gusta que Pérez-Reverte no tenga pelos en la lengua, aunque muchas veces también mete más veces la pata que fallos tiene un arcabuz del siglo XVII.

Impresión personal.

Visto el episodio piloto y valorando los pros y los contras, creo que me toca hacer de abogado del diablo.

Es cierto que algunos detalles técnicos, coreografías y si me apuras algún actor muy secundarios son mejorables, no deja de ser una serie muy entretenida a todos los niveles. Quien haya leído los libros, puede darse cuenta que el esfuerzo por ser lo más fiel posible a las novelas ha sido grande. Tal vez, como dice Reverte, hayan tenido más que ver los propios actores de los jefazos de los despachos, pero el resultado el palpable.

La ambientación es buena, a pesar de las carencias de la fotografía. Se nota que son decorados, pero no desentonan ni molestan. El vestuario es mejorable pero entra dentro del rango de lo correcto. Considero que estos detalles son un mal menor. Tanto la taberna del turco, como la cárcel y los palacios están conseguidos y logran la apariencia que se persigue  con una decoración efectiva, que junto a la buena elección de los planos, seguro que han ahorrado buena parte de los presupuestos que no tenían.

Estoy contento con el casting. No puedo decir otra cosa. Los papeles fundamentes y que serán recurrentes en la serie están bien defendidos. Actores con experiencia tanto en televisión como en teatro.

Me detengo un momento para elogiar el trabajo de Aitor Luna. Se ha trabajado el personaje y se ha hecho con él. Si bien Viggo Mortensen está varios peldaños por encima como actor, hecho que es innegable, Luna, si hablamos exclusivamente de la adaptación del personaje, ha conseguido adherirse mejor al espíritu del Capitán. Marcos Ruiz es el actor revelación de la serie a mi modo de ver. Buen actor. Su Iñigo Balboa apunta alto, y si no se estropea por el camino, su carrera de actor también. Muy convincente.  Miguel Hermoso Arnao va esculpiendo su Quevedo poco a poco, bien en su carácter pero evidenciando su falta de costumbre en participar en coreografía de acción. Filippo Sbalchiero por su parte, ha acertado de pleno en su enfoque de Gualterio Malatesta, sobre todo con su entonación y modulación en cada frase, dejando definido desde el minuto uno su carácter. Me alegro que hayan suprimido el silbido de las novelas. Buen detalle por su parte. Rafael Cebrián, como Conde de Guadalmedina, Luis Callejo como Luis de Alquezar y Manel Barceló como Emilio Bocanegra están correctos en sus papeles y hacen lo que se espera de ellos, ni más ni menos. Sin embargo los personajes del Príncipe de Galés, Duque de Buckingham y Felipe IV dejan bastante que desear, aunque afortunadamente, su impacto en la serie será bastante menor.

En cuanto los roles femeninos, la actriz que más me ha gustado hasta el momento es Carmen Sánchez, que da vida a Angélica de Alquezar. Sin duda ha captado el espíritu de esta menina de la reina, con ese carácter tan especial. Lucía Jiménez tira de oficio, pero necesita desarrollar su Caridad la Lebrijana y me falta química con Aitor Luna, aunque atisbo que va por el buen camino. Por último, Natasha Yarovenko (a quien no le suele el nombre, le sugiero que vea Habitación en Roma, y ese nombre no se le volverá a pasar por alto) no puedo más que decir que me desconcierta su interpretación de María de Castro. Aún no puedo decidir si me gusta o no. En cuanto a los extras, dan buena fe de que son eso mismo, extras, no actores.

La trama sigue hechos narrados en la primera novela de la saga. Los diálogos fluyen como deberían y empastan adecuadamente. Afortunadamente no chirrían ni suenan teatro de baratillo, afortunadamente. No se si el público se ha marchado defraudado al esperar ver escenas épicas de acción, la parte más mejorable de la serie. Pero a mi modo de ver, la serie muestra más que eso. Podemos ver muchos detalles de la vida y costumbres de la España del siglo XVII.

Como decían por la época, una de cal y una de vizcaína. Esperemos que la estocada de la audiencia no sea mortal y haya tiempo de sacar la toledana para defenderse honrosamente como un soldado viejo de los tercios de Flandes.

1 comentario:

  1. La versión original de la serie, por lo visto en las redes, está mucho mejor, hombre no será HBO pero no tiene que perder tanto en la comparación con la bbc y demás.Muy buenos contenidos, me encanta vuestro blog como Guia.

    ResponderEliminar

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad