martes, 2 de abril de 2013

"El profesor" ("Detachment") - la sociedad USA en tela de juicio

Escrito por Ángel Castillo Marcos | twitter: acastillomarcos

"El profesor"("Detachment")) es una película norteamericana dirigida por Tony Kaye ("Black Water Transit", "American History X") protagonizada por Adrien Brody arropado por un reparto llenos de caras conocidas como Christina Hendricks, Marcia Gay Harden, James Caan, Lucy Liu, William Petersen y Bryan Cranston entre otros y debutante con mucho talento como Sami Gayle.

En la trama nos presentan a un profesor sustituto con un talento innato para la enseñanza que arrastra demasiados demonios interiores y temores como para hacerles frente, así que va dando tumbos de un instituto a otro sin darle tiempo a nadie a conocerle demasiado ni tomarle cariño. No se trata de una película del tipo "Mentes peligrosas" o "Diarios de la calle", nada más lejos de la realidad. Aunque la localización principal sea un instituto, de lo que va realmente "El profesor" es sobre los defectos de la sociedad actual y más concretamente la de Estados Unidos.

Uno de los pilares básicos de cualquier sociedad es la educación. Si ese pilar falla, la sociedad entera se tambalea al no tener personas con la formación ni con la educación necesaria para que puedan aspirar a tener un futuro igual o mejor que el de sus padres. En la película, a modo de confesiones en primera persona frente a la cámara, la mayoría de los profesores confiesan que ser profesor no era su vocación y que terminaron allí más o menos por accidente o descarte. La emoción, ilusión y ganas con la que transmiten los conocimientos es con lo que se va a quedar el alumno que hace las veces que catalizador. Abandonados a su suerte, se convierten en presa fácil del acoso escolar, baja autoestima, absentismo, violencia, delincuencia, fracaso escolar y así un largo etcétera del que nadie se hará minimamente responsable. De enseñantes quemados y amargados está el mundo lleno.



La película tiene un comienzo con mucha fuerza, que engancha al espectador, aunque la presentación de los personajes es algo caótica. Abusa del recurso de hablarle directamente a la cámara para transmitir los sentimientos. Posiblemente con la declaración del profesorado hubiese sido suficiente. La ambientación da en el clavo reflejando cómo se vive la escuela desde dentro. Se nota que Brody a estudiado la manera de trabajar de los profesores y cómo aplican las diferentes técnicas pedagógicas y psicológicas. Ejemplo de ello es la escena de su presentación ante su clase. "El profesor" se puede dividir en cuatro partes o historias: el instituto, el asilo, la convivencia con Erica y su lucha interior en busca de la felicidad.

Henry Barthes (Adrien Brody) deambula por el filo de la navaja en busca un objetivo, de una motivación que le de sentido a su vida, que hace tiempo que navega sin rumbo. El único familiar que le queda pasa sus últimos días como un Quijote mal atendido en una residencia de mala muerte. Tony Kaye hace ver al espectador el lamentable e injusto sistema sanitario norteamericano en el que si no tienes el dinero suficiente estás casi condenado a pasar calamidades en tus últimos momentos. Curiosamente y contra pronóstico encuentra compañía acogiendo a Erica Sami Gayle, para que no viva en la calle y se aleje del mundo de la prostitución. La forma en que se narra esta convivencia es de lo mejor del film. La historia se sostiene gracias la gran interpretación de los dos actores. En general los personajes están muy bien escritos, cosa que hay que agradecer a Carl Lund. Como telón de fono se agradece el cuidado trabajo de The Newton Brother con la banda sonora, con una apacible música ambiental, variada en temas, con música de tono evocador y nostálgico, con algunos momentos acústicos.



Como contrapartida hay que decir que en ocasiones la dramatización coquetea con un tono depresivo que no ayuda a contar mejor la historia y que Brody, aunque actúa a un grandísimo nivel se le ve demasiado forzado en algunas escenas. También es una pena desaprovechar un elenco de secundarios de tanto nivel. La mayoría de ellos son los protagonistas de sus propias series como es el caso de Bryan Cranston con "Breaking Bad", William Petersen en "CSI Las Vegas", Christina Hendricks con "Mad Men", Lucy Liu en "Elementary" o el gran James Caan, actor de la talla de Pacino o De Niro. Pues teniendo todo ese talento entre las manos, Tony Kaye los emplea casi como meros objetos decorativos. Una lástima. Aun así, es una película en general de un nivel notable y que recomiendo totalmente.

Valoracion: 7/10.

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios de la derecha de la página. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad