miércoles, 22 de enero de 2014

Crítica: "El único superviviente" - un ejercicio de patriotismo contenido

Cuando a comienzos de una película vemos el róutlo "Based on true story" hay algo que hace removerse al espectador en su asiento para bien o para mal. Aunque no estuviese bien dirijida o interpretada, que no es el caso, siempre puedes quedarte con la historia en sí. Es el espíritu curioso, inquieto y a veces morboso que hay en el interior de cada uno de nosotros. "El único superviviente" es un ejercicio de patriotismo contenido que sin hacer grandes alardes nos muestra la grandeza de su ejército, a la vez que sus miserias.


La historia tiene tres bloques bien diferenciados. En el primero vemos el duro y a veces inhumano entrenamiento al que son sometidos los reclutas para escoger entre sus filas, como suelen decir, lo mejor de lo mejor, lo tipos más duros tanto física como mentalmente. Empiezan a "pulir" la materia prima hasta que sacan un supersoldado o un juguete roto carne del prozac de por vida. Estas experiencias vividas crean además unos vínculos de hermandad a los que "sobreviven" al periodo de instrucción hasta el punto que darían su vida por su compañero. Se nota el buen ambiente que hay en la manera que tienen de relacionarse unos con otros como una gran familia, con las limitaciones comprensibles siendo conscientes de donde están.

La parte central es la principal y donde se desarrolla el nudo de la historia, la misión. En esta parte corres el riesgo de emborracharte de tanta acción y no ver lo realmente importante. A Peter Berg, director de la película, lo que quiere es que veamos cómo se toman las decisiones, el por qué de las mismas y las consecuencias que acarrean. También tenemos la posibilidad de ver hasta que punto son soldados profesionales, la élite de su ejército, al enfrentarse a una situación límite que nos muestran casi en primera persona. En ese tipo de situación hace que lo realmente importante aflore a la superficie y se recuperen los instintos más básicos; el instinto de supervivencia y la familia, en todo su amplio significado. Berg se ha lucido en la forma que nos muestra la acción con planos y ángulos realmente increíbles que nos hacen ver con nitidez todo lo que ocurre en el conflicto.

El final es una lección de vida. No todo es lo que parece ni todas las personas son iguales. Desmonta algunos prejuicios marcados a fuego en el adn de los americanos desde niños que están refrendados a diario por la prensa sensacionalista y la política conservadora. Para conmover al personal, junto con los títulos de crédito finales podemos ver las imágenes reales de los soldados de la llamada Operación Red Wings. Abajo os dejo la foto de los protagonitas reales de la misión con sus nombres.

De izquierda a derecha: Mateo Axelson , Daniel R. Healy, James Suh, Marcus Luttrell (único superviviente de la misión), Eric S. Patton y Michael P. Murphy


No hay comentarios:

Publicar un comentario

*** Puedes ayudarnos al mantenimiento de la web clickeando en los vídeos publicitarios abajo de la página, es gratis y te llevará sólo 1 minuto. También os agradecemos que difundáis las noticias y críticas en twitter y facebook. Muchas gracias amig@s. ***

publicidad

publicidad